Kini García | Dueño y Fundador

Kini García 2017-09-21T21:20:25+00:00

Esta bonita historia la comenzamos Alex y yo en Jerez 2005.

En ese año tuve el placer de disponer de 2 pases de paddock en Jerez por primera vez en mi vida después de muchos años esperando la oportunidad. Fue el Domingo sobre las 8 o 9 de la mañana creo recordar, nada mas entrar en el paddock me encontraba en la zona de los motorhomes y adivina quien apareció por allí en una pequeñita minicross de Kawasaki??Mi piloto preferido alemán de MotoGP, un grandullón cargado con sus dos cascos y mochila en una moto que parecía aún mas pequeñita con él encima jeje. Era el primer piloto que me encontraba, casualidades de la vida verdad.

No dude ni un segundo en pedirle una foto y él amablemente aceptó. Disfruté de todo el WUP en el paddock y al volver a la tribuna les mostraba a mis amigos mi foto con Alex pero algunos me preguntaban que quien era ese piloto de Kawasaki.

¿Por qué un piloto alemán?

En casa se han seguido las carreras de motos desde que era pequeño. Pero todos se preguntaban porque yo seguía a pilotos alemanes como Raudies, Bradl, Waldmann, Oettl, Hofmann…etc. Mi padre ahora entiende el porque mi habitación y carpetas de colegio estaban llena de fotos de estos pilotos, era mi destino que me guiaba.

Idol, friend and more than just a friend.

En 2006,para el gran premio de Cataluña pude disfrutar de otros 2 pases durante todo el fin de semana. Y allí me encontré de nuevo con Alex, que corría con Ducati, como compañero de Cardoso. Charlamos varias veces y después de la carrera nos despedimos y le pedí una de sus deslizaderas, la cual aun guardo con mucho cariño. De camino a Sevilla, mi mujer y yo pensamos en organizar un club de fan para Alex en España, y así fue, creamos ¨Los Piratas de Hoff¨.

Para el IRTA de Jerez 2007 organizamos la primera cita, con una bandera grande y su número 66.Además preparamos camisetas y le conseguimos dar una de estas camisetas durante la foto de temporada. Fue un momento muy divertido.

Fue un año increíble, donde Alex nos ayudó mucho en cada gran premio y donde pude conocer mucho mejor a mi ídolo. Viajamos a Sachsenring y estuvimos con su Fan Club oficial. Todo iba genial hasta llegar a Laguna Seca. Fueron momentos duros para Alex y su relación con el equipo se complicó mucho. Fue su última temporada en MotoGP como piloto.

Después de aquello estuvimos en contacto vía email varias veces. Y un buen día Alex me invitó a participar con él en Jerez de un día de test con Aprilia SBK. Alex volvía a rodar en moto, en un proyecto nuevo y muy bonito, para una fábrica importante como Aprilia, una moto en la que trabajó muy duro y que traería muchos éxitos a la marca italiana. Cada vez que venían a Jerez o Portimao me llamaba y pasábamos unos días juntos. Ya no lo veía tanto como mi ídolo, el piloto alemán, sino como mi amigo Alex que trabajaba para Aprilia. Después vendría su oportunidad delante de las cámaras. Cosa que creo hace genial. Volvía a MotoGP, al otro lado de las cámaras, y cada vez que quería ir con él a las carreras me organizaba todo.

Cada fin de semana con él era increíble, viví momentos muy bonitos a su lado, me presentaba a todos, me llevaba a todos lados con él. Me dio la oportunidad  de entrar en MotoGp. Gracias a él conocí a Stefan Bradl y organicé ¨The Bradl Gang, me divertí mucho con ese proyecto, me abrió nuevas puertas y me dio a conocer en el paddock.

Comencé a hacer diseños para otros pilotos, alemanes claro, como Bradl, Folger, Schrotter y algunos equipos también como LCR o Sic Racing. Todo esto me ayudo a crear mi propia marca, la llamé Kinicrea. Aún sigo trabajando en este proyecto que no podría haber creado sin la ayuda de Alex, él me trajo a MotoGP, y otra importante persona, Oscar Haro, me abrió la puerta de su box y me hizo mucha promoción de los trabajos que hice para ellos.

Cada vez estábamos mas juntos Alex y yo, pasábamos mucho tiempo juntos, éramos ya mucho mas que amigos, casi como hermanos.

El Garage.

Durante un día de test en Jerez, la moto no iba bien y llovía así que teníamos tiempo de sobra para hablar de nosotros y de la idea que ambos teníamos de crear un sitio único para la moto y para los apasionados de la moto. Un sitio donde pudieras comer bien, buen café, ricos cocteles y además un servicio extra, como tienda, pintar cascos, personalización de motos, eventos y poder disfrutar de material exclusivo de las carreras de motos. Pensamos en Sevilla para ello, mi ciudad natal, y tras varias charlas comencé a buscar un lugar en Sevilla para nuestro sueño. Tras un año mirando varios locales, no se como, paseaba con mi Ducati por calle Betis y encontré la esquina perfecta.198 metros cuadrados divididos en dos locales, con cocina y con unas vistas increíbles!!!! Alex vino rápidamente a conocerlo y lo teníamos claro, era la ubicación y local perfecto para el Garage. Ese mismo fin de semana diseñamos el logo del Garage Moto Cafe, los dos durante toda una tarde delante del ordenador, con mucha ilusión, teníamos logo y local. Solo quedaba comenzar a trabajar para hacerlo realidad.

Tras dos meses de obras y papeleos al fin estábamos listos para abrir las puertas de el Garage. En solo dos meses ya vemos como todos los visitantes se van con una gran sonrisa y con ganas de volver. Muchos amigos, algunos de ellos pilotos, equipos y marcas quieren aportar algo a este proyecto, a este sueño. Un sueño de dos amigos que se ha hecho realidad.

Ahora queda seguir trabajando duro para hacer del Garage Moto Cafe un lugar de referencia en el sur de España, donde vivir momentos muy agradables y de visita obligada si pasas por Sevilla.

– Kini